Combates

| domingo, 21 de junio de 2009

(música de fondo para este post: "Yira Yira", de Discépolo, por Carlos Gardel)

Digo yo, ¿no estamos alimentando lo que decimos combatir?. Esta podría ser una respuesta al hecho de que algunas peleas no se terminan nunca, además de que las vamos perdiendo por goleada.
En efecto, a lo largo de los siglos (o como carámbanos se nos ocurra parcelar el tiempo), el progreso de la humanidad (bué, de alguna manera hay que llamarlo..) no ha logrado sin embargo acabar con la guerra, el hambre, la pobreza, la injusticia, el abuso en todas sus formas, las telenovelas de la tarde, etc...
Con lo cual da que pensar que, más allá de las buenas intenciones que se puedan manifestar, estas cuestiones no figuran entre nuestras prioridades, sino más bien lo contrario; o sea que a lo mejor no estamos haciendo otra cosa que recrear las condiciones para que aquello que decimos querer erradicar, crezca con más fuerza. Así las cosas, imagino a nuestra naturaleza de autodestrucción ríendo a carcajadas en algún rinconcito oscuro de nuestro ser.
Y al final, tal vez Discépolo tenía razón con aquello de "Verás que todo es mentira, verás que nada es amor". Que macana, ¿no?.
Bueno, me despido porque empieza la telenovela...
Ta luego.

1 comentarios:

Anónimo at: 26 de junio de 2009, 23:20 dijo...

es como decis buenas intenciones sobran, falta que los poderosos del mundo,empiecen a distribuir las riquezas que malgastan,aunque no lo creo,y la telenovela ya termina.guille.

 

Copyright © 2010 Vida sobre Hielo Blogger Template by Dzignine