Fruta

| domingo, 13 de septiembre de 2009

(música de fondo para este post: "Durazno Sangrando", por Invisible)

Víctor, de la otra cuadra, no sé si lo ubican, es fanático de las peras, que va a ser hay cosas peores, le juro. Un día se lanza a caminar por las afueras del barrio y (oh, fortuna!! ) se topa con un peral, o sea, un árbol que da peras. Entusiasmado, Víctor lo examina cuidadosamente, y cuando está por concluir que no tiene frutos (¿se pregunta si no será un olmo?), en lo más alto de la copa ve asomarse, amarilla y curvilinea, una tentadora pera (y, lo raro es que hubiera sido durazno) así que hace lo que debe hacer, es decir, va por ella (por la pera...).Primero se trepa al árbol, pero no la alcanza; así que intenta con un palo, pero no la puede enganchar (el viento le mueve la rama) hasta que al final pide prestada una escalera. Empieza a subir; con cada escalón se entusiasma por la pera pero a la vez ciertos temores lo asaltan cada vez con más fuerza (chan!). Piensa que tal vez la pera no esté tan madura como se la veía desde abajo, o que después de todo tal vez no sea tan grande ni tan sabrosa... cuestión que mientras piensa en esto llega bien alto, estira la mano y cuando ya la tiene a la pera (pera para papá), pierde el equilibrio y se viene abajo como satélite sin batería (no hay hechos, hay interpretaciones). Flor de mamporro, vea. Dos meses de hospital el Víctor y todos los días todos de postre, un durazno.

2 comentarios:

Titocastillo at: 15 de septiembre de 2009, 08:28 dijo...

Muy bueno che! A medida que lo iba leyendo iba pensando en cómo sería el final, si el de "El zorro y las uvas" en el que el zorro sale invicto y sigue siendo zorro o acaso el final de la comisión para la repatriación de los restos de Rosas, que ahora que lo tienen acá no saben que hacer...
Un abrazo

El pulpo at: 19 de septiembre de 2009, 11:51 dijo...

Parafraseando a algún crítico literario se podría decir que el autor involucra el sostén de la civilización judeo cristiana a través del paradigma deseo + logro del placer "indebido" = castigo. Si los finales fueran otros: 1) ej: que alcanzara la pera, la comiera y luego sintiera insatisfacción o tristeza por el hecho de no compartirla con los demás, se estaría representando la crudeza del capitalismo y el derrumbe de los valores espirituales interiores; u otro final 2) si hubiera trepado al árbol con una única opción de rama débil, que a medida que la subía por su propio peso se balancera hacia abajo y lo alejara del objeto deseado (pera) la evocación se trasladaría al relato del burro y la zanahoria. Ahora una última evocación trascendental: en ese hospital de m.... no había una lata de peras al natural????!!! Saludos a todos. Pulpo

 

Copyright © 2010 Vida sobre Hielo Blogger Template by Dzignine